10 Divertidas y Efectivas Pausas Activas para Mejorar tu Salud en el Trabajo

Con la mayoría de nosotros pasando gran parte del día en el trabajo, es importante encontrar maneras de mantenernos activos y saludables. Una de las formas más efectivas de hacerlo es incorporando pausas activas en nuestro día a día en la oficina. Las pausas activas son pequeñas rutinas de actividad física que pueden mejorar nuestro bienestar general y ayudarnos a mantenernos productivos y enfocados. En este artículo, te presentamos 10 divertidas y efectivas pausas activas para mejorar tu salud en el trabajo.

1. Estiramientos de cuello y hombros

La tensión en el cuello y los hombros son comunes cuando se trabaja en una oficina. Para evitar dolores y molestias, una pausa activa rápida es realizar una serie de estiramientos. Siéntese erguido con los pies juntos y los brazos estirados hacia arriba. Luego, baje lentamente los brazos y suelte la cabeza para ponerla en posición neutral. Después, puede llevar su cabeza hacia adelante y hacia atrás varias veces, girar su cabeza de lado a lado, levantar y bajar los hombros, y girar los hombros hacia adelante y hacia atrás.

2. Bailar

Una forma divertida de aumentar su actividad física y energía en la oficina es tocar su canción favorita y bailar durante unos minutos. Puede hacerlo solo o con un compañero de trabajo para que sea aún más divertido. El baile no solo te ayuda a mantenerte en forma, sino que también ayuda a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

3. Caminar de un lado a otro

En lugar de sentarse toda la tarde, levántese para caminar durante unos minutos. Caminar a paso rápido ayuda a aumentar la frecuencia cardíaca y la circulación sanguínea, lo que puede mejorar la concentración y la productividad. Si tiene tiempo, puede incluso dar un paseo afuera para obtener algo de aire fresco y vitamina D.

4. Ejercicios de respiración

Los ejercicios de respiración son una forma efectiva de aliviar el estrés y la ansiedad. Además, pueden ayudar a mejorar la concentración y la energía. Una técnica común es inhalar profundamente por la nariz durante unos segundos, mantener la respiración y luego exhalar lentamente por la boca. Repita este proceso varias veces para sentir los beneficios de la respiración lenta y profunda.

5. Flexiones de pared

Las flexiones de pared son una forma rápida y fácil de aumentar la actividad física en la oficina. Párese a unos centímetros de la pared con los pies juntos y coloque ambas manos en la pared a la altura de los hombros. Luego, doble los codos y acerque el pecho a la pared antes de volver a la posición inicial. Repita varias veces para trabajar los músculos de la parte superior del cuerpo.

6. Sentadillas

Las sentadillas son otra forma fácil de aumentar la actividad en la oficina. Párese con los pies al ancho de los hombros y baje lentamente su cuerpo hacia el suelo, doblándose en las rodillas. Mantenga su espalda recta y baje lo suficiente para sentir un estiramiento suave en los músculos de las piernas. Luego, vuelva a la posición original. Repita varias veces para tonificar las piernas y los músculos de los glúteos.

7. Masaje de manos

El uso constante del teclado y el mouse en una computadora pueden hacer que las manos y los dedos se sientan rígidos y doloridos. Una pausa activa rápida es masajear sus manos y dedos. Primero, frote sus manos rápidamente para generar calor y luego masajee los dedos y las palmas con movimientos circulares. También puede estirar los dedos lentamente para ayudar a aliviar la tensión.

8. Saltar la cuerda

Si tienes una cuerda para saltar en la oficina o puedes comprar una, saltar la cuerda es una forma divertida y efectiva de hacer ejercicio en poco tiempo. Simplemente tome la cuerda y comience a saltar. Intente saltar durante unos minutos seguidos para aumentar la resistencia y mejorar la salud cardiovascular.

9. Yoga

Incorporar una breve rutina de yoga en su día laboral es una forma efectiva de reducir el estrés, mejorar la postura y aumentar la flexibilidad. Esto también puede ayudar a aliviar dolores y molestias en la espalda y el cuello. Comience con posturas simples como la postura de la montaña, la postura del árbol, y la postura de la cobra.

10. Comida saludable y agua

Aunque no es una pausa activa en sí misma, asegurarse de tener alimentos saludables y agua para el día puede tener un gran impacto en cómo se siente y su nivel de energía. Obtenga frutas frescas, verduras, proteínas magras, y asegúrese de estar hidratado bebiendo suficiente agua durante todo el día.

En conclusión, incorporar pausas activas en su día laboral puede mejorar significativamente su salud y bienestar general, aumentar la energía y la productividad, reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Ya sea que tenga solo unos minutos o unos pocos minutos más, estas diez pausas activas divertidas y efectivas ayudarán a mantener su cuerpo y mente activos durante todo el día en la oficina.

Por europe22