cuidar a un hámster

¿Cómo cuidar a un hámster?

Cuidar a un hámster no es tarea sencilla. Los hámsteres son los roedores más comunes como mascotas. Son animales pequeños que no requieren muchos cuidados y son muy fáciles de mantener. Esto a menudo lo convierte en el regalo perfecto para los niños. Sin embargo, el cuidado básico de los hámsteres es necesario para garantizar que tu amiguito peludo tenga una vida feliz y saludable.

¿Qué debo hacer para cuidar a un hámster correctamente?

Para saber cómo cuidar a un hámster, lo primero que debes considerar es lo que debes comprar antes de llevarlo a casa.

  • Cómoda cama de paja.
  • un pequeño nido, lecho o madriguera.
  • Biberones y comederos.
  • Ruedas de ejercicio y juguetes.
  • Comida para hámsteres.
  • Frutas y verduras frescas.

Jaula y accesorios

cuidar a un hámster

Elige una jaula grande para que tu roedor esté lo más cómodo posible y pueda corretear en ella. Como siempre, más grande es mejor. De esta manera puedes evitar el estrés y la ansiedad. Además, debe prestar atención si es una jaula de barras, debes asegurarte que estos barrotes sean lo más seguros para que los animales no puedan escapar o lastimarse.

También hay otras jaulas de plástico ideales para cuidar a un hámster que son hechas especialmente para hámsteres. Otras poseen varios pisos y esta característica es ideal porque algunos pisos pueden proporcionar un espacio más grande, con elevaciones ya bajadas que son perfectas para saltar y hacer ejercicio, y así mantener entretenido a tu roedor.

No es solo la jaula que elijas, sino también el lugar donde la coloques es muy importante para la seguridad y la salud de tu hámster. No dejes que se caliente demasiado o que haya demasiadas corrientes de aire. Además, no lo coloque bajo la luz solar directa. Procura mantenerlo en una zona tranquila de tu hogar, sin demasiado movimiento ni ruido.

Otro aspecto a considerar para cuidar a un hámster y que este camine sobre un suelo cómodo y blando, la jaula debe estar equipada con una cama adicional. Hay muchas opciones, pero las más comunes son las astillas de madera, las fibras vegetales, el papel y el maíz. Solo necesita cubrir unos 7 cm de capa base para que ese ambiente sea cómodo. Las astillas de madera son las más recomendadas, gracias a que son absorbentes, anti polvo y no son tóxicas. Además, la cama o lecho mejora la higiene y reduce las manchas y los olores.

Para cuidar a un hámster, es fundamental habilitar una guarida, casa o box donde tu hámster pueda dormir, esconderse y descansar. El interior está relleno con ropa de cama y material para anidar para mayor comodidad y calidez. Coloca un material que sea a gusto del hámster como retazos de tela para proporcionar calor y comodidad.

Ruedas de ejercicio y juguetes para cuidar a un hámster

Los hámsteres necesitan ejercicio diario y una rueda es la forma más fácil de satisfacer esa necesidad. Les encanta correr adentro y les ayuda a mantenerse activos y saludables para que se mantengan felices. Una pelota para caminar también es adecuada. Estos son excelentes para mantener seguros a los roedores en su hogar. Simplemente colócalo dentro y déjalo correr libremente donde quieras. Verifique su entorno con anticipación para evitar accidentes como caídas. Simplemente combine accesorios que permitan el ejercicio y la diversión.

Los hámsteres necesitan agua fresca y limpia las 24 horas del día. No use tazones. Los desechos pueden acumularse allí y el agua puede derramarse y dañar la cama. Un frasco cuentagotas o dosificador es la mejor opción. Mantiene el agua limpia y protegida. Ajústelo a una altura adecuada para que el animalito pueda beber cómodamente.

Alimentación para cuidar a un hámster

Los hámsteres comen semillas, granos, plantas e insectos en la naturaleza. Si bien no podemos proporcionar una dieta natural exacta, podemos imitarla y acercarnos lo suficiente para satisfacer sus necesidades de salud y bienestar. Lo mejor es combinar este tipo de pienso comercial con frutas, verduras y plantas. De vez en cuando puedes darles de comer carne y pequeños insectos como grillos, saltamontes y gusanos de la harina. De esta manera, puede estar seguro de proporcionar una nutrición completa y equilibrada.

Estas recetas contienen principalmente cereales, semillas, verduras, frutos secos y hierbas, y representan una dieta completa adaptada a las necesidades nutricionales de tu hámster. También puedes encontrar barras de semillas, barras de frutas, barras de verduras y barras de heno que les encantan para darles sabor y ayudarlos a desgastar los dientes.

Cantidad de comida recomendada

cuidar a un hámster

1 ración de comida diaria + 1 ración de frutas y verduras

Ocasionalmente: Insectos, huevos cocidos, carne molida, pavo o pollo cocido, queso crema, arroz integral y pasta, lentejas.

Consejos para el cuidado de los hámsteres

  • Déjale salir de la jaula y juega con él para que no se aburra.
  • Respeta la hora de acostarse: Es nocturno, por lo que duerme durante el día.
  • Nunca le dé un baño. Los hámsteres son muy higiénicos y se limpian solos.
  • Limpiar la jaula una vez por semana con agua y jabón. Para desinfectar se puede utilizar vinagre diluido en agua.

 

Curiosidades sobre los hámsteres

Estos pequeños roedores son una de las mascotas más habituales y frecuentes en los hogares con niños. Por esa razón vale la pena conoceros mejor.

Algo que debes saber al adoptar un hámster es que estos viven muy poco. Así que si tú o tus hijos quieren una mascota duradera estos roedores no son una buena opción, ya que normalmente viven de los 2 a  4 años. En casos especiales, puede llegar a los seis años. Si has elegido a este animal como mascota para tu hijo, lo mejor es que primero tengas una conversación franca con el niño para indicarle que estará con él un tiempo relativamente corto.

Otro dato curioso o interesante sobre los hámsteres es que ellos aman la noche. La mayoría de los hámsteres domésticos son nocturnos. A partir de ahí, deberías notar que su actividad aumenta al final de la tarde. Así que ten cuidado de no despertarlo durante el día.

También son muy curiosos, los hámsteres quieren explorar el mundo que los rodea. Con sus bigotes pueden orientarse y saber si tienen objetos cercanos o no.

Aunque parezcan un poco extraño, veces las madres se comen a los bebés más débiles o enfermos. No sé sabe a ciencia cierta por qué lo hacen, pero si estas creen que las crías no pueden sobrevivir, generalmente terminan con ellos.

Otra característica de los hámsteres es que sus dientes están en constante crecimiento. Cuando viven en la naturaleza, usan troncos de árboles para rasparlos. En cautiverio, se deben proporcionar opciones para que puedan hacer esto.

A los hámsteres les gusta una variedad de alimentos. Recuerda, puede satisfacer una variedad de necesidades nutricionales de esta manera. Puedes darle frutas, verduras, cereales o frutos secos además de la comida especial para ellos, aunque siempre debes seguir las recomendaciones de tu veterinario.

También debes saber que estos roedores son generalmente muy inteligentes, al igual que los ratones. Por eso pueden aprender pequeños trucos y ejercicios. Además existen 24 razas diferentes, pero todos los hámsteres pueden tener el mismo aspecto.

Es importante comprender lo que tu mascota necesita que le proporciones atención ya que se estresan fácilmente. Son animales muy enérgicos, por lo que necesitan entretenerse en algo para quemar su energía.

Averiguar el sexo de tu hámster es muy fácil. Por ejemplo, los hombres tienen ombligos más prominentes. Además, si tiras de la cola hacia arriba y cortas una parte del pelo, puedes ver un bulto que hace juego con los testículos.