el cáncer

Cómo prevenir el cáncer en nuestras mascotas

Algunas personas atribuyen el aumento de cáncer en perros a la alimentación y el medio ambiente, pero la causa principal es más simple: el cáncer es una señal de que los perros han vivido muchos años, aunque hay una causa subyacente detrás.

Degeneración y el cáncer en otras etapas de la vida

Al igual que nosotros los humanos, los perros con cáncer mayores de 13 o 14 años pueden considerarse «normales». Esta es una enfermedad que todos los animales padecen en cualquier momento.

Sin embargo, lo que se intenta abordar mediante este material es que los tumores que se consideran no degenerativos, los tumores que aparecen temprano, como a los 5 o 6 años de edad, se desvían de esta tendencia en algunas razas. Pero, ¿cómo prevenirlos?

Castración/esterilización a la edad adecuada

Existe una amplia investigación que muestra la relación entre ciertos tipos de cáncer y el desarrollo temprano en los perros. Esta relación se reduce significativamente cuando la castración se produce cuando los perros tienen más de 18 meses de edad. Siempre obtendrá mejores resultados si puede realizar la intervención antes de la madurez sexual (primer celo en el caso de las hembras).

Cuidado con los productos químicos

Los productos de limpieza contienen compuestos químicos que pueden ser muy perjudiciales, y lo mismo sucede en otros entornos como puede ser el césped. Los pesticidas utilizados en jardinería tienen una relación directa con el cáncer en perros.

Tabaco

Cigarrillo. Sí, todos sabemos que el humo del cigarrillo contiene muchas partículas cancerígenas, pero nos olvidamos de evitar fumar en un entorno con perros, especialmente en un entorno cerrado.

Evita el sol directo en los momentos de más intensidad

el cáncer

Evite la luz solar directa durante el período más fuerte. Los perros también contraen el cáncer de piel, también relacionado con la radiación solar. Los perros más sensibles son los albinos, pero todos los perros de pelo corto son más sensibles, especialmente los perros blancos. Nariz, labios… muy sensibles. Varios tipos de cáncer de piel se encuentran entre las enfermedades más comunes en los perros.

Alimentación de calidad, siempre.

Siempre comida de alta calidad. Independientemente del tipo de pienso (seco, húmedo, BARF, etc.), el pienso siempre debe ser de calidad contrastada. Si su perro no se siente bien con los alimentos ‘x’, no discuta. Advertencia de que el hígado o el páncreas pueden convertirse en órganos enfermos con el tiempo. Por supuesto, el sobrepeso también es un factor de riesgo.

Algunos datos sobre el adenocarcinoma mamario en perros

Los riesgos relacionados con el cáncer de mama están estrechamente relacionados con dos factores principales: la raza animal y el sexo. Los números muestran que los tumores de mama ocurren con mayor frecuencia en hembras. Estamos hablando de un 99% de posibilidades. Los machos representan el 1% restante de los casos, caracterizados por una probabilidad absoluta de que las características del tumor sean malignas.

La importancia de esterilizar a las mascotas

Debido a la naturaleza nutricional de las glándulas mamarias debido a su estrógeno natural, las perras que no son esterilizadas en el tiempo adecuado tienen un mayor riesgo de cáncer de mama. La importancia de la esterilización de las hembras es tal que existe un índice de riesgo relacionado con el número de ciclos estrales que se sabe que tiene un animal, y sabemos que cuanto más largo es el período estral, mayor es el riesgo.

Esterilizar a los animales antes de su primer celo reduce en un 0,5% el riesgo de desarrollar el cáncer r de mama. Si las hembras fueron esterilizadas entre la segunda y el tercer celo, existe un aumento del 8% en la probabilidad de ser víctimas de tumores mamarios.

Si el animal entra en celo 3 sin ser esterilizada correctamente, la probabilidad de riesgo aumenta al 26% y aumenta con cada nuevo ciclo estral. A esto hay que sumar la incidencia por raza. Las estadísticas muestran que los perros pequeños son más propensos a este tipo de enfermedades. Las siguientes razas tienen la mayor incidencia de cáncer de mama en perros:

  • Maltés.
  • Chihuahua
  • Cocker Spaniel.
  • Springer Spaniel Inglés.
  • Beagle
  • Yorkshire Terrier.
  • Bichon Frisé.
  • Springer Spaniel.
  • Irish Setter.
  • Pastor Alemán.

¿Cómo detectar el cáncer de mama en perros?

Un bulto en las mamas es el primer indicador de que posiblemente la mascota está en riesgo de ser víctima del cáncer.

Por lo general un veterinario puede, durante una consulta de atención primaria, aproximarse a un posible diagnóstico haciendo una palpación exhaustiva de todas las mamas. Estas protuberancias podrían estar acompañadas de lesiones, secreciones o úlceras.

Los especialistas aseguran que los bultos redondeados, que además demuestran cierta movilidad, son los menos riesgosos, mientras que aquellos que podrían describirse como fijos e irregulares, poseen mayores posibilidades de ser diagnosticados como tumores malignos.

Algunas alteraciones en la conducta de la mascota, como el decaimiento, la falta de apetito, los vómitos o los trastornos respiratorios, podrían ser consecuencia del cáncer de mama en perros, sin embargo no es determinante. Todos estos síntomas perfectamente podrían ser consecuencia de otras enfermedades.

¿Cómo proceder ante la sospecha de un caso de cáncer de mama en perros?

La historia clínica de la mascota será determinante para evaluar su perfil y el porcentaje de riesgo que presenta, especialmente cuando se considera el posible número de ciclos estrales que ha presentado la perra, así como sus embarazos o episodios de pseudopreñez.

Realizada la historia y culminada la exploración general, el especialista se enfocará en evaluar las glándulas mamarias, así como los linfonódulos regionales (axilar e inguinal).

Sumando la historia de la paciente a la exploración general, el diagnóstico de neoplasia mamaria es una de las primeras consideraciones tratándose de cualquier nódulo. Sin embargo, una biopsia escisional, así como un estudio histopatológico, serán la clave para confirmar las sospechas de cáncer de mama.

¿Por qué es mayor el riesgo de metástasis?

el cáncer

Los tumores malignos en las glándulas de las mamas pueden ocasionar, fácilmente metástasis, atacando de manera agresiva algunos de los órganos que son blanco de esta enfermedad, como los pulmones, el cerebro, el hígado, los riñones, el corazón y las glándulas adrenales, entre otros.

Esto se debe a que las mamas constituyen una zona formada por numerosos vasos sanguíneos, que conectan con los ganglios linfáticos. Las estadísticas demuestran que de cada dos hembras, una puede ser víctima de carcinomas.

Los tumores suelen comenzar a aparecer en hembras de más de 8 años de edad y se estima que el 45% de las formaciones en las mamas pueden ser benignas, sin embargo no es aconsejable bajar la guardia.

¿Qué hacer cuando a un animal se le diagnostica el cáncer de mama?

En estos casos, la cirugía y la quimioterapia juegan un papel fundamental. En ausencia de metástasis, uno de los procedimientos más recomendados es extirpar parte o la totalidad de la mama afectada.

En algunos casos, el especialista puede decidir extirpar toda la mama, incluidos los ganglios linfáticos afectados. Desafortunadamente, se requiere quimioterapia cuando se ven afectados otros órganos.

Para perros individuales, el pronóstico se puede predecir y las perras deben visitar a su veterinario regularmente para obtener información sobre el curso de la enfermedad. Desafortunadamente, nuestros amigos peludos también pueden verse afectados por ciertos tipos de cáncer, incluidos los de piel, huesos y otros órganos. Sigue estas recomendaciones para prevenir o detectar a tiempo esta enfermedad.

Al igual que los humanos, las mascotas también pueden contraer cáncer. Un estudio de la AVMA (Asociación Americana de Veterinaria) encontró que el 50% de todas las muertes de mascotas mayores de 10 años se deben a algún tipo de cáncer.

Consejos para evitar el cáncer en nuestro perro

Hay muchos tipos de cáncer porque la enfermedad puede afectar muchas partes del cuerpo de su mascota.

  • Cáncer de cabeza y cuello
  • Cáncer de piel
  • Cáncer de mama
  • Cáncer abdominal
  • Cáncer testicular
  • Cáncer de hueso
  • Leucemia
  • Linfoma

Los perros, por otro lado, suelen ser más susceptibles al cáncer que los gatos. Por ello, hemos recopilado seis recomendaciones que debes tener en cuenta para garantizar la salud de tu amigo peludo.

1.- Esterilización

Tanto si nuestros animales son hembras como si son machos, es muy importante que estén esterilizados para evitar tumores gonadales que puedan transmitirse por vía sexual. Además, las hembras tienen menos probabilidades de desarrollar bultos en los senos debido al menor impacto en las hormonas reproductivas.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la cirugía debe realizarse antes de que se complete el crecimiento, ya que puede aumentar el riesgo de cáncer de hueso. Por otro lado, reitero la importancia de realizar una batería de tratamientos postoperatorios y no caer en mitos sobre la esterilización. Aunque esta es una práctica recomendada por veterinarios y está creciendo en popularidad, todavía existen muchos tabúes y mitos en torno a ella.

2.- Desparasitación

Esta es una medida preventiva que se debe tomar regularmente para combatir los parásitos más comunes y mantener saludable a tu mascota.

La desparasitación de perros generalmente se realiza cada tres meses. Adicionalmente, se deben considerar dos tipos de desparasitación: interna para el control de parásitos intestinales como lombrices y gusanos, y externa para el control de pulgas y garrapatas.

Si puede mantener a los animales saludables, puede evitar enfermedades que conducen a tumores y cáncer.

3.- Ambiente saludable

Quedarnos en casa también afecta la salud de nosotros y de nuestras mascotas peludas. En otras palabras, debemos cuidar el medio ambiente para mantener la calidad de vida en el hogar. Por ejemplo, evite inhalar el humo del cigarrillo o el olor de detergentes, pesticidas o fertilizantes. ¡Altamente cancerígeno!

Sin embargo, se debe mantener una buena higiene para garantizar la higiene y desinfección del hogar.

4.- Evitar estrés

El estrés afecta a todos. ¡No estamos solos! Nuestros perros también pueden sufrir diversos trastornos psicológicos y emocionales como ansiedad, depresión e incluso volverse más agresivos. Y estos cambios los hacen más susceptibles a problemas de salud. Por ello, debes seguir algunos consejos para reducir el estrés. Por ejemplo, una recomendación muy importante es mantenerlo tranquilo y permitirle evitar cualquier tipo de estrés

5.- Presta atención a las señales

Si nuestras mascotas muestran algún signo inusual, es importante llevarlas al veterinario de inmediato para que las examine y verifique todos los detalles. Gracias a eso, se detectan a tiempo tumores y enfermedades y se evita que se desarrolle un cáncer. ¡Tenemos que asumir la responsabilidad de nuestros amigos de cuatro patas!

6.- Visitas periódicas al veterinario

Los chequeos anuales detectan problemas que normalmente no damos por sentado, ayudándonos así a evitar o detectar tumores y enfermedades. Para mantener sanas a nuestras mascotas, siempre hacemos lo mejor que podemos. Y sobre todo, nunca dejes de dar todo tu amor y paciencia.