Comprender los conceptos básicos: ejemplos de asignación de números de oxidación

Los números de oxidación son un concepto crucial en química que nos ayudan a determinar la distribución de electrones en compuestos o moléculas. Se utilizan para identificar el número de electrones que un átomo ha ganado o perdido en una reacción química. El estado de oxidación puede ayudarnos a determinar la carga de un ion o un átomo, y también ayuda a equilibrar las reacciones. En este artículo, discutiremos algunos ejemplos de asignación de números de oxidación y cómo calcularlos.

¿Qué son los números de oxidación?

Los números de oxidación, también llamados estados de oxidación, son valores positivos o negativos asignados a los átomos en una molécula o un ion. Representan el número de electrones que un átomo ha ganado o perdido en una reacción química. El número de oxidación es un concepto importante en las reacciones redox, ya que nos ayuda a determinar el flujo de electrones. Cuando un átomo gana electrones, su número de oxidación es negativo, y cuando pierde electrones, su número de oxidación es positivo.

El estado de oxidación de un átomo se define como sigue:

– El número de oxidación de los átomos de un elemento es cero.
– El número de oxidación de un ion monoatómico es igual a su carga.
– La suma de los números de oxidación de todos los átomos en un compuesto o ion es cero.
– La suma de los números de oxidación de todos los átomos en un ion poliatómico es igual a la carga del ion.

¿Cómo asignar números de oxidación?

Para asignar números de oxidación a los átomos, debemos seguir algunas reglas. Primero, necesitamos determinar los átomos que están involucrados en una reacción redox. Luego, necesitamos identificar la carga de cada átomo y asignarle un número de oxidación en consecuencia. Los siguientes son algunos ejemplos de asignación de números de oxidación a los átomos:

Ejemplo 1: NaCl

En el cloruro de sodio (NaCl), los átomos de sodio pierden un electrón para formar iones Na+, mientras que los átomos de cloro ganan un electrón para formar iones Cl-. Por lo tanto, el número de oxidación del sodio es +1 y el número de oxidación del cloro es -1.

eso: +1
Clase: -1

Ejemplo 2: HCl

En el cloruro de hidrógeno (HCl), los átomos de hidrógeno pierden un electrón para formar iones H+, mientras que los átomos de cloro ganan un electrón para formar iones Cl-. Por lo tanto, el número de oxidación del hidrógeno es +1 y el número de oxidación del cloro es -1.

H: +1
Clase: -1

Ejemplo 3: H2O

En el agua (H2O), el átomo de oxígeno tiene un valor de electronegatividad más alto que los átomos de hidrógeno y, por lo tanto, atrae electrones hacia sí mismo. Por lo tanto, el átomo de oxígeno tiene una carga negativa parcial y los átomos de hidrógeno tienen cargas positivas parciales. Por lo tanto, el número de oxidación del hidrógeno es +1 y el número de oxidación del oxígeno es -2.

H: +1
O: -2

Ejemplo 4: NH3

En el amoníaco (NH3), el átomo de nitrógeno tiene un valor de electronegatividad más alto que los átomos de hidrógeno. Por lo tanto, el átomo de nitrógeno atrae electrones hacia sí mismo, resultando en una carga negativa parcial. Por lo tanto, el número de oxidación del nitrógeno es -3 y el número de oxidación del hidrógeno es +1.

norte: -3
H: +1

Ejemplo 5: S8

En el azufre (S8), los átomos están unidos covalentemente y no hay iones presentes. Por lo tanto, el número de oxidación del azufre es cero.

S: 0

Ejemplo 6: SO42-

En el ion sulfato (SO42-), el número de oxidación del oxígeno es -2, ya que es más electronegativo que el azufre. Por lo tanto, los cuatro átomos de oxígeno tienen un número de oxidación total de -8. La carga total del ion es -2, por lo que el número de oxidación del azufre es +6.

S: +6
O: -2 (-8/4)

Ejemplo 7: MnO4-

En el ion permanganato (MnO4-), el número de oxidación del oxígeno es -2 y el número de oxidación total del oxígeno es -8. La carga total del ion es -1, por lo que el número de oxidación del manganeso es +7.

Hombre: +7
O: -2 (-8/4)

Conclusión

En conclusión, la asignación de números de oxidación es un concepto esencial en química que nos ayuda a comprender las reacciones redox. Necesitamos seguir un conjunto de reglas para asignar números de oxidación correctamente, y nos ayuda a determinar la distribución de electrones en compuestos o iones. Los ejemplos mencionados anteriormente lo ayudarán a comprender cómo asignar números de oxidación a los átomos. Es esencial tener una comprensión clara de los números de oxidación, ya que es la base para equilibrar las ecuaciones químicas.

Por europe22