plantas medicinalesAcelga

Plantas Medicinales por la letra A

Compendio de plantas medicinales con explicaciones sencillas sobre el uso o usos más frecuentes, en pro de la salud.

 

Abrótano

Está entre las plantas medicinales que fungen como estimulante, tónico, emenagogo y antipasmódico. Su raíz en polvo (de 2 a 8 gramos que se administran con un polvo de tilo caliente al presentarse el ataque), poseen un gran poder antiepiléptico.

La infusión de hojas de abrótano (10 gramos por litro de agua), es muy útil contra los procesos de histeria, ansiedad o llanto desenfrenado.

Contra la supresión de las reglas (periodos) es excelente realizar la siguiente tisana: En un litro de agua hirviendo se echa un pellizco de cada una de las hierbas o plantas medicinales siguientes: Abrótano, manzanilla, melisa, marrubio, ruda, tallos de ajenjo y calcedonia (flores).

Tres o cuatro tazas diariamente, endulzadas con un poquito de miel (siempre ha de usarse la miel o la Stevia para endulzar las tizanas, tés y bebidas naturales), le darán buenos resultados. Si la supresión de las reglas (periodos) proviene de una gran debilidad, no se emplee esta receta y consúltese al médico.

 

Plantas medicinales: Acanto

Las hojas de esta planta, que están llenas de jugo mucilaginoso, son emolientes, aperitivos y muy útiles para tratar cualquier clase de quemadura de primer o segundo grado a manera de cataplasma fría.

 

Acanthea Virilis

Se emplea su raíz, que es de potente acción afrodisíaca, en los casos de impotencia. Se administra vía oral hasta dos gramos durante el día en dosis de 0,50 gramos de extracto fluido de acanthea virilis. Un gramo de esta, considerada una de las más portentosas plantas medicinales para las relaciones de pareja y estimulación sexual, contiene 50 gotas. Antes de tomarla, ha de considerar mucha moderación, sólo para los momentos en que les dará uso y realizarse previamente un chequeo con un médico familiar y/o un neurólogo.

 

Acebo

De este arbusto se utilizan sus hojas, que tienen propiedades sudoríficas y febrífugas. Sus bayas constituyen un buen purgante.

Cocimiento: 30 a 60 gramos de hojas frescas, para tomar en el día. Se emplea también en infusión, al interior, que se obtiene por cocimiento de las hojas frescas, 30 a 60 gramos por litro de agua.

 

Plantas medicinales: Acedera

Esté entre las plantas medicinales diuréticas, antiescorbúticas y laxativas. En las convalecencias de todas las enfermedades agudas, muy especialmente de las gástricas, los caldos preparados con acederas, lechugas y espinacas, son útiles para actuar como tonificantes y purificadores del intestino.

Masticar y deglutir acederas crudas (lo mismo que las espinacas, la lechuga, verdolaga, el diente de león, perejil y demás plantas de huerta; es buen remedio contra las afecciones escorbúticas, complemento de los limones y mandarinas.

En la piel, las cataplasmas de acedera con cebollas crudas machacadas en un mortero, son útiles para purificar los tumores, abscesos y flemones de todo género.

Para purificar la sangre, utilice la acedera con las siguientes plantas medicinales para realizar esta tisana: Raíz de acedera, de fresal, de diente de león, de achicoria silvestre, 10 gramos de cada una que se harán hervir en un litro y medio de agua.

A esto se agregan hojas de borraja y de agrimonia (medio puñado de cada una). Ya hervidas se pasa por un paño para colarle bien.  Se recomienda el uso de esta tisana a las personas caquécticas y estreñidas y a las personas de temperamentos secos, biliosos y ardientes, como también a las personas muy nerviosas o con trastornos de ansiedad.

 

Acelga

Las hojas de estas plantas medicinales son emolientes, refrescantes y laxativas. Surten mejor sus efectos como emolientes al ser mezcladas en partes iguales con cebolla (ambas crudas) y reducidas a pasta en un mortero. Asimismo, para que actúen enérgicamente como refrescantes y laxativas, hay que comerlas de preferencia crudas, en ensalada.

 

Acónito

Aparte de la virtud de hacer renacer el cabello, de estas plantas medicinales se toman atributos y propiedades beneficiosas para alejar los estados nerviosos, de ansiedad y de desánimo que son previos a la depresión.  Ello con lavados de cabello con poca cantidad en dos litros de agua (para mojar el cráneo 3 veces a la semana) y vaporizando al ambiente para el relax.

Para la desinfección del hogar (ácaros, insectos dañinos), se emplea en fumigaciones mezclado en agua con las siguientes plantas medicinales: azafrán, ruda y aloe.  No se recomienda su consumo, ya que ofrece más riesgos que virtudes. Antes de usarlo, consulte con los entendidos.

 

Plantas medicinales: Adormidera

Se utiliza en medina por su acción anestésica y calmante, la cual ha de usarse con extrema prudencia, pues uno de sus alcaloides es el opio.

Utilícele en forma de tisana (una cuarta parte de cabeza de adormidera desprovista de sus semillas, en un litro de agua hirviendo para consumir en 24 horas).

En lociones, utilice 30 gramos de cabezas de adormidera, sin las semillas, en un litro de agua; hierva y filtre.

Contra las irritaciones ardientes de la piel e inflamaciones de las partes genitales, hacer baños de asiento de agua con dos cabezas de adormidera y 4 gramos de hojas de hierba mora, cocidas previamente por media hora. Funciona por igual contra los cólicos uterinos y los dolores de cáncer de matriz.

plantas medicinales
Ajenjo

Ajenjo

De todas las plantas medicinales, esta es alabada por sus virtudes curativas que le han ganado el nombre de hierba santa y ser una de las plantas medicinales más hermosas de toda la farmacopea.

Es estimulante, aperitivo, digestivo, febrífugo y vermífugo. Excita el apetito, facilita la digestión, combate las dispepsias nerviosas. Las agruras, las obstrucciones estomacales e intestinales, la ictericia y la palidez, desaparecen con su uso.

Provoca el flujo menstrual en las mujeres débiles y es útil en las fiebres intermitentes y contra la mayoría de las enfermedades crónicas. Se emplea también con eficacia en la atonía y la leucorrea.

Sin embargo, aunque es una de las plantas medicinales más provechosas, no debe utilizarse si padece irritación crónica estomacal, debido a que es un medicamente muy enérgico incluso en dosificaciones bajas.

No debe abusarse mucho tiempo del uso del ajenjo ya que puede exponerse a trastornos cerebrales y de la visión.

Úsese en infusión en la proporción de 4 a 8 gramos por litro de agua, como tónico, febrífugo y vermífugo. Para limpiar el intestino grueso de parásitos da excelente resultado una lavativa preparada del modo siguiente: Se hace cocer por 10 minutos en el agua suficiente para una irrigación, dos gramos de hojas de ajenjo y dos gramos de sabina. Luego de colarse, se colocan dos gramos de aceite de ricino.

Para facilitar la digestión, fortificar el estómago y como vermífugo es ideal este jarabe: Tómese 200 gramos de hojas de ajenjo estando en todo su vigor la planta; córteselas en pedacitos menudos; póngaselas en infusión durante 06 horas en un litro de agua hirviendo; hágase cocer esta infusión hasta reducir a la tercera parte; cuélese, exprimiendo bien y añádase 200 gramos de miel haciendo de inmediato cocer la mezcla y espumándola, hasta que tome la consistencia de un jarabe.

Está prohibido el uso del ajenjo para realizar bebidas espirituosas como antes se hacía, en todas las naciones del mundo. Sólo lo siguen haciendo en alejadas poblaciones rurales e/o indígenas; esto debido a que se induce al uso de estas plantas medicinales en pro de la salud y con control ante su poderoso vigor y no como un divertimento falso que podría tener acciones contraproducentes.  No administrar a menores de 12 años.

 

Plantas medicinales: Aloe

El Aloe sucotrina es del género de la liliáceas, una de las plantas medicinales más famosas y comercializadas en las últimas décadas. De sus hojas (pencas) se extrae un jugo que adquiere consistencia y se convierte en masa quebradiza, que dan excelente resultado, siempre que se administren con acierto.

Sus dosis, como aperitivos, deberán ser de cinco a diez centigramos. Como purgante, de diez centigramos a un gramo y medio, teniendo en cuenta la edad del paciente. Nunca debe darse este purgante a los niños, menos a las mujeres embarazadas o con sospecha de estarlo.

Provoca la evacuación menstrual, tomando de a dosis de medio gramo por espacio de algunos días. La loción de aloes con vinagre suele emplearse por algunos contra la caída del cabello.

 

Amapola

La infusión de estas flores (5 gramos por litro de agua) es pectoral, calmante, suavizante y sudorífica. Se emplea con eficacia en los constipados, catarros y demás enfermedades del pecho, tos seca y arraigada, fiebre eruptiva, accidentes del niño, coqueluche, en varios males de garganta y en las ocasiones en que es preciso atenuar un dolor vivo o procurar un sueño reparador.

Es una de las plantas medicinales que facilita la expectoración y ayuda a los procesos eliminatorios con que suelen concluir las enfermedades, facilitando la sudoración.

En las pleuresías, la infusión de flores de esta planta asociada a las semillas de lino (5 gramos de flores de amapola y 10 de simiente de lino por litro de agua), es excelente. Es igualmente eficaz contra el coqueluche y enfermedades nerviosas o convulsiones, el jugo en dosis de 20 centigramos a un gramo.

Es muy buen remedio contra los catarros, esquinencia y pleuresía y el escupir sangre, realizar el siguiente jarabe que se administrará a cucharaditas disueltas en cualquier tisana pectoral: En un puchero de barro barnizado, póngase 400 gramos de flores de amapolas frescas y viértales un litro de agua hirviendo; tápelo y déjelo enfriar durante 8 horas, a las cuales se pasa a través de un lienzo donde se exprimen. Vuélvale a poner nuevas flores que se dejarán en infusión durante ocho horas sobre cenizas calientes. A esta nueva infusión, una vez colada, se añadirá medio kilo de azúcar morena (aunque se recomienda la miel, con azúcar queda menos gruesa y más digerible).

Se clarifica la mezcla con claras de huevo y se le pone al fuego otra vez, hasta que adquiera consistencia de jarabe. La abundante transpiración y el sueño que provoca, ayuda mucho a la curación pronta de las enfermedades a que se aplica.

 

Plantas Medicinales por la letra B

Compendio de plantas medicinales con explicaciones sencillas sobre el uso o usos más frecuentes, en pro de la salud.

 

Barbiflora

Se utilizan sus hojas y las puntas floridas que poseen, según una gran cantidad de conocedores sobre plantas medicinales, grandes virtudes diuréticas debido a la ortosifonina, un glucósido, un aceite volátil y el potasio.

Este medicamento es de gran influencia también sobre el corazón y sirve de manera excelente para la regularización de la secreción de orina (diurético).

Ha de tomarse como una infusión, que se complemente con un coadyuvante como lo es la semilla de lino. Su preparado es: 5 gramos de hojas secas de barbiflora; 10 de semilla de lino y tres cuartos de litro de agua hirviendo; tomar frío, por vasos, entre las comidas. Previamente, endúlcese con miel o Stevia. Con este té se obtienen buenos resultados y puede tomarse en intervalos de 21 días continuos, pausa y nuevo comienzo.

 

Plantas medicinales: Bardana

Es una de las plantas medicinales sudoríficas más efectivas que hay, siendo esta su cualidad y excelencia. Es uno de los medicamentos naturistas más solicitados para atender la sífilis, exponiendo a sudoraciones con agua hirviendo donde se colocaron sus hojas y el consumo de una tisana de esta planta durante tres meses. Resulta menos invasivo que los antibióticos, siendo coadyuvante para la reducción porcentual de la ingesta de éstos.

Se hacen cocimientos de unos 30 gramos de raíz de bardana por litro de agua para atender afecciones de la piel. Por igual funciona contra los catarros, el resfriado común y la gota. Las hojas de bardana son vulnerarias, resolutivas y cicatrizantes aplicadas exteriormente; limpian las úlceras, modifican satisfactoriamente las llagas (sobre todo las producidas por la tiña) lo cual le ha ganado el nombre de “la planta de los tiñosos”.

El cocimiento de 25 gramos de raíz de bardana en medio litro de agua, dado en pequeñas cucharaditas a los niños con sarampión, rubeola o varicela, hace brotar la enfermedad hasta acelerar la curación en forma prodigiosa, reduciendo el número de marcas.

Para aplicar las hojas exteriormente a heridas, llagas, úlceras, etc., basta con reducirlas a pasta en un mortero y aplicar de inmediato.

 

Betónica

Se  aplica con éxito al exterior en las úlceras varicosas y llagas infectas. Al interior, produce evacuación abundante. Se utiliza en cocimientos (100 gramos por litro de agua).

 

Berro

Esta entre las plantas medicinales que son altamente depurativas, diuréticas y fortificantes. Se le reconoce su utilidad en el mundo para las enfermedades crónicas, debilitantes y en todas las ocasiones en que es necesario excitar el apetito y la vitalidad en general.

Aumenta la secreción salival, provoca la expectoración, activa a transpiración cutánea, favorece la secreción de la orina y el flujo menstrual en las mujeres.

El bueno de cocimientos de berro con leche es bueno para los enfermos del pecho. Masticar esta planta es excelente para los débiles de las encías. Usados en el exterior en cataplasmas fríos y bien machacados da excelentes resultados contra las úlceras, tiña y manchas rojas de la cara.

Como contienen mucho hierros, se le recomienda a los débiles, niños convalecientes, anoréxicas, bulímicas, sobre todo comiéndolos en ensalada preparada con aceite y limón en vez de vinagre.

 

Plantas medicinales: Bergamota

Se obtiene la esencia que lleva el mismo nombre de la corteza del fruto de este pequeño árbol. Dicha esencia ofrece una acción antiséptica única, por tener como ventaja sobre otros antisépticos de no irritar la piel ni las mucosas ni determinar fenómenos tóxicos por absorción.

Es de un olor agradable y esto más justifica su empleo precisamente en las lesiones pútridas. Aplicada sobre la piel, esta esencia sensibiliza los tegumentos a la acción de los rayos ultravioleta.

 

Bistorta

Está entre las plantas medicinales más astringentes que existen. El cocimiento de sus raíces (25 gramos bien aplastados en un litro de agua), disminuye y corta en muchas ocasiones los flujos blancos, las diarreas y las disenterías, cuando los síntomas inflamatorios han desaparecido. Se emplea al exterior en gargarismos para varios malestares en la garganta, como también de fortificante para las encías. El polvo de su raíz es proporción de 2 a 3 gramos en 200 gramos de miel, es un tónico revitalizante por excelencia.

plantas medicinales
Boldo

Boldo

Las hojas de este arbusto aromático es lo único que se emplea, gracia a su contenido de boldina (un alcaloide), boldoglusina (un glucósido) y una esencia extra. El boldo, administrado en dosis moderada, excita la función biliar y provoca sueño, ejerciendo por lo tanto, favorable acción en casos de congestiones del hígado, en especial con fenómenos dolorosos como en los cólicos hepáticos. Al interior: Dos o tres tazas por día = 10 gramos por 1.000 hojas de boldo (al ojo por ciento).

Puede tomarse también echando unas cinco hojitas en el té, mismo que se toma 4 veces a la semana. En Sudamérica se usa mucho mezclado con las hojas de yerba mate, por las personas afectadas del hígado.

 

Plantas medicinales: Boj

De este arbusto se usan el leño, la raíz, la corteza de la raíz o las hojas. El leño y la corteza de la raíz son acciones excitantes y sudoríficas. Las hojas están dotadas principalmente de acciones purgantes. Al interior, en infusión, por cocimiento de 50 gramos por 1.000 y debe tomarse durante las 24 horas.

Entre las plantas medicinales destaca por ser emoliente, ligeramente sudorífica y su infusión (10 gramos de flores y hojas por litro de agua), se utiliza con éxito contra el reumatismo, resfríos, fiebre eruptiva, sarampión, escarlatina, varicela, rubiola y viruela.

 

Borraja

Es insustituible para facilitar la expectoración. La tisana de borraja atempera, refresca y humedece los órganos. Su jugo se utiliza con éxito en las pleuresías (50 gramos de jugo de hojas de borraja en 100 de zumo de naranja y 200 de leche).

El cocimiento de borrajas con miel (16 gramos por litro de agua y 50 gramos de miel) es eficaz también contra las fiebres biliosas, pues facilita la expectoración y calma los ardores de la vejiga. El jarabe de borraja reblandece el pecho y depura la sangre. Este se obtiene cociendo partes iguales de jugo de borrajas y azúcar blanco. Es muy bueno para las personas que andan tristes, pesarosas, sin aliciente mental.

 

Plantas medicinales: Brionia

Vulgarmente conocida como nabo galante o nabo diabólico porque su consumo puede ofrecer varios peligros. Por eso es recomendable al exterior, con la salvedad de su uso en gargarismos o tocamientos para la hinchazón de garganta. Se unta en el pecho, vientre o piernas para bajar la inflamación.

La receta es: 25 gramos de raíz de brionia en 200 gramos de aceite de oliva, se hace hervir todo hasta que adquiera un color negro. Aplicar en friegas sobre la parte afectada para luego vendarla.

 

Bugalosa

Tanto esta como la borraja son plantas medicinales con similares características, por lo cual una puede ser sustituida por la otra o complementarse – alternarse. Su preparación es idéntica.

 

Burro (hojas de)

Conocida también por el nombre de Té Andino, esta es una de las plantas medicinales que se emplea como estimulante aromático, por lo cual está indicada como todos los aromáticos en general, contra los flatos, digestiones difíciles, dispepsias hiposténicas, careos, vértigo y malestares de origen gástrico.

Debe administrarse en infusión de té, con 5 gramos por taza de agua caliente; bébase ésta bien caliente luego de las comidas fuertes.

Por Eurote