plantas medicinalesHiguera

Plantas Medicinales por la letra G

Compendio de plantas medicinales con explicaciones sencillas sobre el uso o usos más frecuentes, en pro de la salud.

 

Galio

Es antiespasmódico, ligeramente diurético y astringente. Emplease en las enfermedades convulsivas, así como para calmar las irritaciones nerviosas. También para las gastralgias (25 gramos por cada litro de agua en tés). Las cataplasmas hechas con la planta ruda y machacada sobre las úlceras escrofulosas dan excelentes resultados.

plantas medicinales
Galio

Plantas medicinales: Gatuña o Uña de Gato

Se les conoce más como uñas de gato aludiendo a sus espinas. Es aperitiva, tiene cualidades estomacales y se usan las raíces en cocimientos; sólo haga hervir 15 gramos de material desmenuzado en medio litro de agua.

 

Gálbano

De estas plantas medicinales se emplea es la gomorresina que contiene, misma que posee un olor fuerte y característico, de sabor amargo y bastante desagradable. La misma se mezcla con agua caliente y miel para su consumo (0,50 a 2 gramos máximo por taza), fungiendo como estimulante, anticatarral y antiespasmódico, además de emenagogo.

 

Plantas medicinales: Galega

Se utiliza toda la planta como galactóga, por contener todos los principios activos para hacer fluir más leche a las mujeres que están dando pecho, pudiendo consumirla en ensalada con poco o sin aderezo. Por igual pueden usar la tintura de galega, colocando 50 gramos junto a 20 gramos de hinojo, mezclado, macerado en un Vino de Lunel o cualquier otro vino dulce, tomando una copita después de cada comida (luego del 4 mes de lactancia materna).

 

Genciana

Las raíces de estas plantas medicinales son aperitivas, digestivas, febrífugas y vermífugas. Se administra en infusión fría a razón de 8 a 10 gramos por litro de agua; en polvo, se sirve a razón de 50 centigramos a un gramo en una cuchara de sopa; como tónico, de 8 a 16 gramos.

Funciona como febrífugo, en todas aquellas enfermedades cuyo origen sea la debilidad general, en las dispepsias y en la ictericia. Esto, cuando no existe proceso inflamatorio severo (sanguinolento).

En todo preparado donde esté la genciana, como en el caso del ajenjo, el mismo está prohibido para quienes padezcan procesos de irritación o inflamatorios frecuentes. Consulte a su médico antes de usarlo.

 

Plantas medicinales: Geum

Únicamente la raíz de esta, llamada la “planta bendita”, se utiliza. Es tónico y astringente a la vez. Se le emplea en los casos de debilidad general, sobre todo contra las diarreas, las disenterías crónicas y los procesos por pérdidas del embarazo.

Cocimiento: Usar la raíz seca, 30 gramos por cada litro de agua. Tómese una taza cada 3 a 4 horas por 3 días.

Es recomendable cuando se han tenido caídas, golpes, accidentes (hasta para el efecto látigo) y cuando se crea que hay hemorragias internas o sangre extravasada.

 

Gombo

El fruto del gombo, antes de llegar a la madurez es una excelente legumbre que sirve como valioso alimento para los convalecientes.

En terapéutica se utilizan todas sus partes, pero sobre todo el fruto, gracias a su abundante mucilago contenido que funge como emoliente.

Los polvos del fruto de estas plantas medicinales se toman con las comidas, sea colocándolas en la sopa, en avena cocida o alguna potaje caliente, lo que ayudará a que ejerza sobre el intestino una acción sedante, capaz de calmar espasmos y la pirosis. Es ligeramente laxante, gracias a él podrá crear una regularización de sus horarios para ir al baño, haciendo a buena cantidad y control, lo que es beneficioso para su salud.

Excelente medicación para quienes padecen de hemorroides ya que disminuye el ardor y picazón, el tenesmo y además se descongestionan los rodetes varicosos.

Se usa en lavativas de agua hervida y fría, incorporándose a la misma, aquellos polvos del fruto.

 

Gordolobo

Es pectoral, vulnerario (cura heridas o llagas) y emoliente. Sus flores en infusión de 30 gramos por cada litro de agua, filtrada con colador muy fino y dos veces para quitar los diminutos pelillos que se clavan en la garganta.

Da muy buenos resultados en los catarros pulmonares, tos, contra los esputos sanguinolentos, las inflamaciones y ardores del pecho, tos convulsa de niños mayores de dos años, cólicos e irritaciones del tubo digestivo y de las vías urinarias.

Las hojas de estas plantas medicinales hechas en cocimientos de 30 a 60 gramos de hojas por litro de agua en cada lavativa o fomentos. Para cataplasmas emolientes la suficiente cantidad de hojas frescas bien machacadas.

Estas lavativas son muy buenas contra la disentería y diarreas con tenesmo.

Cocidas en leche y aplicadas a las hemorroides, alivian mucho el dolor y picazón, más aún si se le adicionan hojas de beleño. Igual es muy útil contra las quemaduras y panadizos (los conocidos “uñeros”).

 

Plantas medicinales: Granado

La corteza de la raíz es lo que se utiliza del granado, siendo un excelente tenífugo que se emplea con éxito contra los distintos gusanos planos, parásitos o tenias. Debe administrarse a la dosis de 60 gramos en maceración o cocimiento.

Para esto se colocarán 60 gramos de corteza, contundida en tres cuartos de litro de agua hirviendo; calentar al baño maría hasta que quede reducido todo a 500 gramos y luego de filtrar, tomar cada media hora en tres ocasiones.

Es indispensable, dos horas después, darle al enfermo 30 gramos de aceite de ricino. El paciente permanecerá en posición horizontal, en cama, con los ojos cerrados y así evitará el vértigo y los desmayos causados por este medicamento.

Se recomienda no insistir con este tratamiento en caso de que no funcione la primera vez, hasta pasado al menos un trimestre.

 

Grosellero Negro

Tiene una gran cantidad de virtudes curativas, por eso está entre las plantas medicinales más solicitadas en siembras y/o mercados.

El cocimiento de sus hojas (30 a 60 gramos por litro de agua, igual para la infusión), fortalece el estómago, atenúa sus dolores y aumenta el apetito; es específica para curar la ictericia. Es eficaz en las obstrucciones del hígado o del bazo, rostros hinchados y la hidropesía.

Es una panta antivenenosa, ya que al ser picado por un animal venenoso, se pueden machucar dos grandes cantidades de puñados de sus hojas, exprimirse el jugo en un poco de vino blanco y tomarlo.

Para panadizos o tumores de los dedos, machacar muy bien un puñado de hojas y con todo el jugo verterlo sobre la parte enferma, recubriéndola bien y vendándola.

Además, la infusión de estas hojas, tomadas como té, eliminan las fiebres. Es también un gran refrescante que se puede tomar en la salud muy de vez en cuando (frío, endulzado con Stevia).

 

Guaco o Huaco

Está entre las plantas medicinales que se utilizan tanto para lo interno como para lo externo.

Cocimiento: Al interior: 10 a 20 gramos por litro de agua; tomar medio litro en el día, distribuido antes de cada comida.

Al exterior: Lociones: 30 gramos por cada litro, en cocimiento.

Y para baños: 30 gramos de hojas por cada litro.

El guaco ejerce una acción sedante o calmante, desarrollando además una acción diurética y eliminatoria.

Las sustancias toxicas retenidas en el organismo son llevadas a los emuntorios en gran proporción, eliminándolos abundantemente. Es recomendable contra las enfermedades por mal o deficiente nutrición, las picazones o pruritos de los obesos y la diabetes.

Es muy útil contra los reumatismos crónicos, los dolores musculares, de las articulaciones, etc. Calma las picazones más rebeldes, sean estas localizadas o generalizadas, pudiendo combinarse con cremas con gentamicina y pastillas de antibióticos para acabar para siempre con tales comezones.

 

Guaraná

Es una de las plantas medicinales más exóticas y más comercializadas en el mundo, gracias al impulso que le dio Brasil a su promoción de beneficios.

Se utilizan sus semillas que contienen cafeína y tanino y esta medicación (0,50 gramos para una toma, pudiendo administrarse hasta 8 tomas al día), es utilísima en casos de disentería, diarreas; en los estados de decadencia orgánica, mialgias, neuralgias, lumbagos, dismenorreas y menstruaciones dolorosas.

Son notables sus propiedades curativas en la jaqueca o dolor en la vista por uso de equipos electrónicos.

 

Plantas Medicinales por la letra H

Compendio de plantas medicinales con explicaciones sencillas sobre el uso o usos más frecuentes, en pro de la salud.

 

Haya

Su corteza se emplea para fines curativos, por ser astringente, aperitiva, vermífuga y purgante. Si es de corteza fresca, la dosis será de 30 gramos por litro de agua y 15 gramos si es seca. Cuézase hasta que quede reducida hasta una tercera parte, luego endúlcese a voluntad con miel o panela.

 

Plantas medicinales: Haba

Su harina –o mejor dicho, el emplasto de ésta- es coadyuvante en la disminución de los tumores en las partes sexuales. Y además, la harina es muy buena contra las quemaduras solares post visitas a playas o ríos o escaldaduras producidas por quemaduras con agua hirviendo.

Se restriega nomás para ello, la parte enferma de diez a quince minutos, aplicándose luego una compresa con la misma harina. La decocción de habas es eficaz contra el mal de piedra. Como alimento es uno de los más completos.

plantas medicinales
Helecho

Helecho

No sólo es reconocida por sus bondades decorativas y de protección contra las energías negativas en el hogar; también cuenta entre las plantas medicinales por sus bondades como vermífugo. El polvo de su raíz en cocimiento (en medio litro de agua), 30 gramos; hervir por veinte minutos y le tendrá listo para combatir los parásitos del intestino, especialmente a la solitaria.

Para este propósito es más eficaz esta receta: 30 gramos de raíz de helecho; ídem de valeriana e ídem de granado; 15 gramos de abrótano y de tanacelo; hervir el todo durante 30 minutos en dos litros de agua; colar y azucarar al gusto.

 

Helenio

Su raíz es tónica, estomacal, expectorante y diurética. Las infusiones (de 15 a 30 gramos por litro de agua), son utilísimas en las indigestiones, hipos agrios, flatos, atonía de los órganos digestivos, catarros pulmonares crónicos, leucorreas, escrofulismo, clorosis y en especial, en las obstrucciones pulmonares y dificultades respiratorias.

Se hace con el polvo de su raíz una pomada muy buena contra la sarna, mezclando el polvo de la raíz con manteca de cerdo y luego, friccionar). Es excelente su cocimiento contra la debilidad general.

Contra la disnea y la tos irreprimible es eficaz la siguiente receta, mezclando a esta con otras plantas medicinales: media onza de raíz de helenio; un puñado de hojas de hisopo y otro de marrubio blanco; un pellizco de flores de amapola. Cuézase todo en un litro de agua fresca y añádase una onza de jarabe de hiedra por cada taza de tisana.

 

Plantas Medicinales: Hierba Mora

Se utiliza sólo al exterior de su cuerpo, por favor, no la consuma. Sus hojas, puestas como cataplasma sobre las úlceras dolorosas, cancerígenas, hemorroides y grietas en los pechos, dan resultados excelentes como coadyuvantes, curativos y cicatrizantes.

Sus cocimientos se utilizan para lavar las contusiones, tumores inflamatorios, quemaduras, granos, panadizos, chancros venéreos, erisipela y toda inflamación en la piel o eliminar la seborrea.

 

Hierba Gatera

Las sumidades floridas de estas plantas medicinales se emplean contra la debilidad consuntiva, el escorbuto, las neuralgias, la languidez, los síncopes, la menstruación anormal y la atonía digestiva. Es también antihistérica.

Se sugiere preparar la siguiente infusión: Hacer hervir 10 gramos de sumidades en medio litro de agua y consumirla en dosis de 4 tacitas al día.

 

Plantas medicinales: Hiedra Arbórea

Triturada en trozos grandes, la hiedra arbórea se emplea en las formas de decocción o linimento. Es utilísima en el tratamiento de los abscesos y flemones.

Se obtiene, la decocción, haciendo hervir por espacio de 10 minutos en un litro de agua, unos 200 gramos de hojas y sirve para empapar compresas que, lo más caliente que se pueda, se aplicarán sobre las partes dolorosas e inflamadas.

Sustitúyanse por grandes cataplasmas estas fomentaciones, cuando están duros los ganglios o aumentados de volumen. Pero a estas cataplasmas se les incorporará harina de lino o maicena.

Recién cuando se haya calmado el dolor y disipado la inflamación, se usará el linimento, que se encargará de terminar con el leve dolorcito que queda en los tejidos inflamados.

 

Higuera

El higo cumple un rol entre las plantas medicinales como emoliente, laxante y calmante. El cocimiento de higos en agua, 6 higos gordos, bien maduros, cortados en rajas por litro de agua, añadiéndole una cantidad al gusto de pasas, es muy bueno para las enfermedades inflamatorias, pleuritis, catarros bronquiales, nefritis, varicela, alfombrilla, escarlatina, irritaciones del pecho y ardores de micción.

El cocimiento –en leche-, sirve para gargarismos, contra la esquicencia, las flexiones agudas de las encías e inflamaciones de garganta. Con los higos se hacen también cataplasmas emolientes, las cuales se aplican con gran ventaja sobre tumores inflamatorios.

 

Plantas medicinales: Hinojo

Su aromática semilla es estomacal y anti flatulenta. Se usa al interior la infusión (15 a 30 gramos por litro de agua, según edad de quien la consuma), para excitar las funciones digestivas y expedir las ventosidades que con frecuencia se acumulan en la vía intestinal.

Aumenta, esta misma infusión, la cantidad de orina y ayuda a bien menstruar.

Pueden usarse también las plantas medicinales de hinojo en las comidas, echando una pequeña rama en los cocimientos caldosos, como el puchero o similares.

Adoptado diariamente por las personas afectadas de alguna de aquellas anormalidades orgánicas, dará resultados muy satisfactorios.

Por Eurote