El gobierno mexicano ha dado un paso significativo hacia el reconocimiento de las personas con discapacidad como individuos con identidad legítima. En los últimos años, el país ha estado abogando por la inclusión y los derechos de las personas con discapacidad, y el gobierno ha reconocido la necesidad de adoptar un enfoque más matizado de los derechos de las personas con discapacidad. Uno de los cambios más significativos ha sido el reconocimiento formal del concepto de «lisiado» como identidad genuina y la inclusión de este término en las actas de nacimiento.

Fondo

Cripping es un término usado para describir el proceso de reconocer la discapacidad como una identidad más que como una deficiencia de un individuo. Este concepto ha ganado una aceptación cada vez mayor en el movimiento por los derechos de las personas con discapacidad en los últimos años, ya que se centra en la idea de que la discapacidad es un fenómeno social, cultural y político más que médico. Al incapacitar, las personas con discapacidad pueden reconocer y celebrar el carácter distintivo de sus identidades.

En 2015, el gobierno mexicano aprobó la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, cuyo objetivo era promover una mayor inclusión y participación de las personas con discapacidad. Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones de la ley, aún existían limitaciones en cuanto a la comprensión de la ley sobre la discapacidad. Por ejemplo, la ley todavía consideraba a las personas con discapacidad como personas deficientes y necesitadas de apoyo, en lugar de personas con una identidad única. Por lo tanto, la inclusión del término «lisiado» en las actas de nacimiento refleja los esfuerzos del gobierno mexicano por ir más allá de las limitaciones de los enfoques previos de la discapacidad.

Qué significa el reconocimiento de invalidación en las actas de nacimiento

La inclusión del término «invalidación» en los certificados de nacimiento tiene varias implicaciones. Primero, reconoce que la discapacidad es una parte integral de la identidad de un individuo y debe ser reconocida como tal. Este reconocimiento asegura que las personas con discapacidad puedan representarse a sí mismas en sus certificados con veracidad, sin ocultar o negar su discapacidad como algo vergonzoso o negativo.

En segundo lugar, el reconocimiento de la invalidez en los certificados de nacimiento puede llevar a una mayor conciencia y comprensión de la discapacidad. Al reconocer la discapacidad como una identidad, el gobierno mexicano promueve una comprensión más matizada de que la discapacidad es un problema social pero no individual que debe abordarse colectivamente como sociedad.

En tercer lugar, la inhabilitación puede servir como herramienta para el empoderamiento y la inclusión. Al reconocer que la discapacidad es parte de la identidad de un individuo, las personas con discapacidad pueden desarrollar un sentido positivo de autoestima y orgullo por sus identidades únicas.

Otros avances en la defensa de la inclusión de las personas con discapacidad por parte del gobierno mexicano

La inclusión de la inhabilitación en las actas de nacimiento es solo uno de los muchos avances que está haciendo el gobierno mexicano en la defensa de las personas con discapacidades. En 2018, el gobierno aprobó la Ley de Accesibilidad destinada a mejorar la accesibilidad de los espacios físicos para las personas con discapacidad, mejorando su capacidad para ir al trabajo, la escuela y practicar sus respectivas religiones.

Además, el gobierno también ha establecido el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, que coordina políticas y programas destinados a implementar estrategias para promover la inclusión y el desarrollo de las personas con discapacidad. También promueve la igualdad de oportunidades en el empleo, la educación y la atención médica. El gobierno también continúa siendo proactivo en la implementación de marcos legales que protegen los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad.

Desafíos adelante

A pesar de los avances legales y los esfuerzos del gobierno en torno a la política y la concientización sobre la discapacidad, aún quedan varios desafíos por delante. En México, las personas con discapacidad todavía son percibidas con lástima o desdén, y muchas enfrentan discriminación en el empleo y la educación. Las disparidades en el acceso a la atención médica siguen siendo una preocupación importante, particularmente en las áreas rurales, donde muchas personas con discapacidad tienen acceso limitado a los servicios de atención médica.

Además, todavía hay un acceso inadecuado a la educación para los niños con discapacidad, y aquellos que asisten a la escuela a menudo están aislados y excluidos de las actividades regulares del aula. Las mujeres con discapacidad se enfrentan con frecuencia a una doble discriminación, como mujeres y como personas con discapacidad. La accesibilidad a los sistemas de transporte público sigue siendo un problema importante, que limita la capacidad de las personas con discapacidad para participar en la vida social. El cambio cultural y de actitud hacia la discapacidad a nivel social sigue siendo un desafío, pero la inclusión de la discapacidad en los certificados de nacimiento denota un cambio positivo en la dirección correcta.

Conclusión

En conclusión, el reconocimiento formal por parte del gobierno mexicano de la discapacidad como identidad en las actas de nacimiento representa un paso fundamental para promover la inclusión de las personas con discapacidad. Al reconocer a las personas con discapacidad como individuos con una identidad distinta, el gobierno está desafiando de manera proactiva las construcciones sociales limitantes que ven a las personas discapacitadas a través de un modelo médico de naturaleza deficiente. A pesar de los avances, aún existen desafíos y limitaciones, y es necesario seguir impulsando una mayor inclusión y participación de las personas con discapacidad en todas las facetas de la sociedad. El compromiso continuo del gobierno con la promoción de los derechos de las personas con discapacidad es un indicio de una sociedad más inclusiva y acogedora. La esperanza es ver esfuerzos continuos para lograr la transformación de las actitudes hacia la discapacidad y promover una sociedad más equitativa e inclusiva.

Por europe22