tutores para cultivos

El uso de tutores para cultivos o enturado de cultivos consiste en colocar guías en posición vertical para que los tallos de las plantas crezcan en esa dirección. Funciona de tal forma que los tallos apoyan una porción de su peso en los tutores, de esta forma no se rompen por el peso de las ramas y frutos.

Los tutores pueden estar hechos de una variedad de materiales, además, se puede optar por clavarlos en el terreno o por colgarlos con alguna estructura ubicada en la parte superior de los cultivos.

tutores para cultivos

¿Cuándo son necesarios los tutores para cultivos?

Los tutores para cultivos no son necesarios en plantas pequeñas que cuyo crecimiento no se aleja mucho del suelo, de ejemplos tenemos las lechugas, el repollo, las espinacas, etc.

Así como tampoco en raíces, bulbos o tubérculos tales como cebollas, zanahorias, etc.

También existen variedades de tomate y pimientos de baja de poca altura donde tampoco son necesarios.

En cambio, en la gran mayoría de hortalizas de fruto los tutores de cultivo son necesarios, de otra forma los tallos se doblarán y la cosecha puede verse comprometida.

Tutores para tomates, berenjenas, pimientos y otras solanáceas ¿En qué se diferencian?

La diferencia radica en que los tutores para tomates, berenjenas, pimientos y otras solanáceas, se tienen que sujetar a los tallos de las plantas mediante ataduras con cuerdas o algo similar. Es importante acotar que la atadura debe ser holgada, la planta no debe estar demasiado pegada al tutor.

Tutores flexibles

Los tutores flexibles de cultivo, tales como cuerdas o cintas, se pueden usar para plantas tales como tomates o pimientos. Es necesario enrollarlos al tallo con forma de espiral a medida que la planta crece.

Tutores para cultivos para leguminosas y otras plantas similares

En cambio, en el caso de las judías y otras leguminosas, además de cucurbitáceas como pepinos o calabazas se trata de plantas trepadoras, por lo que, debido a sus zarcillos, se irán enroscando a los tutores de forma natural, evitando así tener que sujetarlas.

Otras plantas que necesitan tutores

En sus primeros años de crecimiento los frutales necesitan tutores. De esta manera se evita que las condiciones del suelo o el clima hagan que crezcan torcidos.